Miel de caña

                                                                                          .
De verdad que me gusta tu boca.
Su temperatura. La temeridad
que recorre el contorno y alude
directo a mis iniciales.

Por eso te beso. Primero lo hago.
Luego ya veremos si existen
grandiosas palabras después
de tus labios fatales.


Mauricio Escribano 

Imagen Jone Reed










                                                                                                                                       .




No hay comentarios:

Publicar un comentario