Corazón

                                                                                          .
Las águilas gritan 
y ya nadie escucha al que clama 
entre los girasoles.

Sentime algo ingenuo.

La revolución necesita 
dentro de las venas del pueblo 
que corra la sangre. 

Yo mismo desciendo 
de los anarquistas.

Pero conozco otra bomba.

Y también el segundo 
en que viaja la onda expansiva
si todo guerrero se atreviera a aquello 
que tanto avergüenza al cobarde.

Tenemos que hacerlo.

Aunque nos hayan dicho
que eso no es de hombres:

<<Amar es el único verbo encarnado
que acciona la bomba profunda>>


Mauricio Escribano

Imagen Luca Conviti

















                                                                                             .



No hay comentarios:

Publicar un comentario