De perfil

                                                                                          .
no me dejaste ver
pero lo vi casi todo

tenías un gato que saluda
botellones traslúcidos
un corsé abierto
cohibiendo tus costillas
para que nunca olvides la burla de la infancia.

como dije
vi ese gato que saluda entre dos mundos
(el tuyo y el mío)
te vi un ojo arañado
los labios despintados
un chicle amarillo
marcando el lugar donde enterraste el fuego
y el pelo recogido como un lujo solitario.

todo daba la impresión de estar bajo la lluvia
la cama dormida 
un pulmón que se traga los besos
algunas pelusas de flores en duda
la foto de mamá fumando de costado
tu boca de Pink Floyd 
y una cajita de llorar sobre la mesa.

no supe qué decir ni quiero ahora 
seguir enamorándome en tu angustia
-tengo una sensación de cachetazo 
ardiendo el pómulo en la cifra de la noche-.

será que tu otro ojo
no sabía nada de lo nuestro
y solo espiaba mi sombra 
contra el piso.


Mauricio Escribano

Imagen Diane Powers

















                                                                                              .



No hay comentarios:

Publicar un comentario