Entrelazamiento cuántico

                                                                                           .
Vayámonos al sur como dos tigres
que se escapan de una jaula.
Mírame de nuevo con tu luz de celofán.

Encontrémonos la lluvia (esa suave religión
de murmullos nigromantes) y morderé 
los laberintos en el vidrio de tus ojos.

Vayámonos al sur como dos prófugos
que se toman de la mano.
Léeme los labios casi audibles (∂ + m) ψ = 0

Encontrémonos la voz (esa callada explosión
de hormigueros empapados) y agitaré  
las madrugadas en la buhardilla de tu alma.


Mauricio Escribano 





.





No hay comentarios:

Publicar un comentario