Esos pequeños grandes momentos que diariamente me convencen de seguir con mi tarea

                                                                                      .

No es la primera vez que profesores de lengua y literatura
me cuentan que leen mis poemas a sus alumnos. Pero
cada vez que me pasa, de algún modo yo me encuentro
sentado en esas aulas, como la primera vez que descubrí
la poesía. Gracias profes por la foto, por comprar mi libro
en un café sin conocerme, y por dar a conocer mi humilde
pero arduo trabajo a sus alumnos.



                                                                                      .




1 comentario: