De momento

                                                                                      .

Tendremos que omitir
esta sed torrencial de seguir enamorados.
Ya las estrellas se amontonan.
Todo el cielo se apoya
en la distancia de tus ojos
y hay un fuego al sur del horizonte
donde jamás llegaremos.
Nos hemos dormido en el culto al amor
y el amor despertó en otro lado.




Mauricio Escribano

Imagen Katia Chausheva



















                                                                                       .



No hay comentarios:

Publicar un comentario