El secreto

                                                                                      .

Algo descendió dentro del bosque.
Luego brilló en un punto fijo
y enseguida la luz
se tornó en hilo de agua.
Nadie pudo olvidar cuando
el ángel del exterminio
salió de su escondite
se llevó a aquella muchacha.
Ella lo miraba con asombro.
Apoyada sobre una ala
vio que el ángel era hembra.
Un agua ardiente le trepaba por los pies 
se volvió tan lánguida
que la perdí de vista.


Mauricio Escribano 

Laura Makabresku






















                                                                                                                          .



No hay comentarios:

Publicar un comentario