zócalos de azúcar

                                                                                      .

la ternura no es un adagio
ni una puerta que no da a ningún lado
la ternura es un jazmín que te sale de la boca 
cuando el discurso se acaba 

ya no había nada que decir


y la ternura mi amor 
era que me mires a los ojos



Mauricio Escribano 

Imagen Anna. O

















                                                                                      .



No hay comentarios:

Publicar un comentario