Diluirse

                                                                                                                         .

Hicieron las cuentas
sobraba el pasado y faltaba el presente.
Ahora en viejas manchas de humedad
una mujer mira su cuerpo.
Afuera sopla un viento triste
y hay un camino de polvo
en el que un hombre desaparece.
Ya sólo son dos extranjeros
y ocultan su cicatriz
como a una víbora que brilla.



Mauricio Escribano 

Imagen 美撒郭



















                                           .





No hay comentarios:

Publicar un comentario