Lo ven

 .


aunque le suelte las alas
esta polilla de plástico negro no puede volar
quizás su cerebro asfaltado encuentre un camino en el viento
pero no será un vuelo
sino un dejarse llevar

—quién fabrica estás polillas—

por ahí leí que un dios profundo y rubio
atormentado de remordimientos
un dios que no comprende sus milagros
y le pide perdón a los hombres

—de ser cierto—

la polilla es sólo un encuentro con la eternidad
una luz negra en la geometría del futuro
que embalsama el presente
y saborea las desgracias por venir

volvamos a esta tarde
a la verde transparencia de las hojas
a la picardía de vivir en el espacio de la nada

tengo a esta polilla entre el índice y el pulgar
como si detuviera el big bang
para ella es la muerte
para mí es algo estúpido

sin embargo el universo se balancea entre mis dedos
y puedo ver lo profundo del caos
en la cara de un idiota que pasa
sin saber que origina lo sagrado


Mauricio Escribano 

Imagen Tim Lowly

















                                                                                    .



No hay comentarios:

Publicar un comentario