Dejar que el humo escriba en el aire

                                                                                                                         .


a vos
que me marcas con tu saliva
con tu llovizna esperable
te digo
que nunca sabré si esto es amor
o un espectro de nostalgias
que aún nos llena de entusiasmo.

no sé si nos amamos
nunca sabremos el origen del océano
ni hay quien pueda verse por entero
sin resucitar en otra parte.

a vos
que me abrazaste siendo viejo
y me diste el sobresalto de tu boca
te digo
que me basta una montaña y tu sombrero
y soltarte mis caballos.



Mauricio Escribano 

















                                                                                     .



No hay comentarios:

Publicar un comentario