Con la piel abierta

                                                                                      .


puedo soldar estrellas hasta quedarme ciego                              
y cerrar la luz por dentro
como el sueño está en lo oscuro
y la eternidad luce en la tumba

es una semilla la que piensa la noche 
un ojo diminuto

me levanto de la luz que me dibuja
y me paseo por mis huellas
hasta llegar al campo de los pasos
que no he dado

diestro 
con la ternura detenida
y un ojo tras el humo 
que me mira entre cenizas

así voy como quisiste
al mando de una herida que no cura
sangrando luz en letras negras.



Mauricio Escribano 

Imagen Gerardo Paez





















                                                                                                                      .




No hay comentarios:

Publicar un comentario