Constelaciones

                                                                                                                                          .



Los colores religiosos del odio
adornan el rito. Se pasea
sonámbula. Atraída por los
cuerpos al calor del maíz.

Dulce jirafa de incienso.
Predice las cuerdas del piano
en sus caderas. Mis manos.
La atraen mis manos alteradas
sobre el nido de sus pezones.

Oye en las aureolas del espejo
el abismo del azúcar. Volátil.
En el centro de mis preguntas.
¿Cómo besar el fuego?

Somnolienta acuarela:

Sueñas que es tu piel
atormentada por centauros.
Por eso nunca te quitas
el vestido.

Y así te llevo. Delicadamente.
Como se acompaña un susto.

Baronesa del triángulo. Vuelve
al jardín de las flores encantadas.
Y muérdeme ahí, secreta caníbal.


Mauricio Escribano 


Imagen Katia Chausheva






                                                                                              .



No hay comentarios:

Publicar un comentario