Andar sin pensamiento

                                                                                          .
A veces los pensamientos no se escuchan
o si se escuchan no los comprendo
como si fueran siluetas de una gran tristeza
un contorno de bisontes fantasmales.

A veces mi corazón es una bestia enorme
que lleva sobre el lomo pájaros de niebla
y no escucho ni un solo pensamiento
como si hubiera explotado una palabra
y anduviera sordo.


Mauricio Escribano 


















                                                                                           .



No hay comentarios:

Publicar un comentario