En llamas

                                                                                       .


La casa está crujiendo.
Ya no puedo esconder
el fuego en el armario.

Después de tanto arder
vos no llegaste
y es hora de correr
dando alaridos.

Sé que vamos a ser tristes
aunque hagamos
pie en el viento.

Con esta cara de amor
bajo la axila.


Mauricio Escribano 

Imagen Antonio Palmerini















                                                                                      .



No hay comentarios:

Publicar un comentario