La magia dada vuelta

                                                                                      .

                                    
La última luz                                                                                      
se quema entre mis dedos.
Dejo que se escabulla
no es más que una muchacha
de ojos asustados.

Ya vienen las sombras como pájaros
la noche a su modo
arderá en sus propias luces.
Yo tengo los ojos de un hombre
que ha vuelto del fuego.


Mauricio Escribano 

Imagen Helene Desplechin


















                                                                                      .



No hay comentarios:

Publicar un comentario