Cosa tuya

                                                                                          .
No es tanto la noche. Sino los fósforos
que enciendes en la mente. No es la aguja
de la tos que va clavándose en los sueños.
Sino andar con la tristeza alucinada. Ni
siquiera es el nudo en la garganta. Sino
el recurso de inclinarse cuando es tiempo.
Porque no hay otra manera de acostarse
con la muerte. 


Mauricio Escribano

Imagen Diane Powers

















                                                                                                .




No hay comentarios:

Publicar un comentario