La entrada

                                                                                       
                                                                                           .

Para mí este es el comienzo.
La muerte nuestra línea divisoria.
Ustedes deberán estudiar la problemática
de haber quedado al otro lado del cerrojo
donde llueve y no hay consuelo.

Incluso tendrán que cerciorarse
varias veces que estoy muerto.

Desde luego me verán en una foto amarillenta
sepultado en la más profunda altura
donde he abierto nuevamente 
mis pupilas.



Mauricio Escribano 


Imagen Masao Yamamoto 







                                                                                              .




No hay comentarios:

Publicar un comentario