Códice




Hay en tu nuca
un enclave de espejos celestes
que empaña mi boca si te hablo al oído.
Pero eso no es nada mi amor.
Hay en tu piel un poema ilegible.
Una profecía de siglos
que oculta en tu cuerpo
el doble latido. Y también la escalera
en que suben las almas al cielo
aun cuando beso las letras prohibidas.

Mauricio Escribano


.Imagen . Rapid Heart Moviment










.

No hay comentarios:

Publicar un comentario