Tan cotidiano

                                                                                                                         .

El amor no era eso.
Ni las palabras que se besan
ni el edicto de la piel
ni el misterio de los ojos
que fulminan.

El amor era otra cosa.
Era la suma de los días
menos el resto del olvido.
Lo que queda si algo queda.
Era eso.


Mauricio Escribano

Imagen Sinz 101

















                                                                                       .



No hay comentarios:

Publicar un comentario