Laberinto


                                                                                      .

el muro tenía una puerta
pero si mirabas la puerta
te perdías más adentro
dabas pasos que llegaban
al espanto

del otro lado de la puerta
yo apoyaba mis manos
pero en el centro del encierro
una mujer tejía flores en tu pelo

afuera el jardín  
adentro tus pies envueltos 
en gasas  y esas velas encendidas


Mauricio Escribano 

Imagen Katia Chausheva
















                                                                                        .



No hay comentarios:

Publicar un comentario