De antemano

                                                                                          .
ella amansa mis ojos

mueve el espacio
por donde camino
para que no me cubra el polvo

sube de mi mano la escalera de piedra
y al llegar al espejo
se dice a sí misma que no va a llorar

yo le ofrendo flores
alcohol y cigarrillos
le enciendo velas negras

entonces ella me acaricia
me sonríe
jura

que no me va a doler.


Mauricio Escribano

Laura Makabresku 

















                                                                                          .



No hay comentarios:

Publicar un comentario