Luces en la hierba

                                                                                                                          .


yo me subí a mis huesos para verte
y vi que andabas sola y bella
en tú delirio de láminas azules
    mordías un pan tibio 
como una bestia honrada
    y te llevé conmigo dentro de la noche
con tus agujas tristes
hacia la boca de los pinos
    ibas coronada de vocales hechizadas
tus vértebras serenas
por hondas galerías de glicinas
    de algún modo yo dejaba 
que te vayas con mis ojos
lejos de mí
de mí impulso de nombrarte
    no quise acostumbrarte 
al rumor oscuro de mi sangre
ni a mis fósforos 
de pensativos resplandores
    pero te di una piedra verde 
y un resto de esperanza
    y te di una luz caliente 
que bebiste de rodillas
dejando tú contorno entre la hierba


Mauricio Escribano 

Imagen yigituygur














                                                                                     .




No hay comentarios:

Publicar un comentario