Ahí

                                                                                              .

detrás de esta casa corre una ruta
    aquí los libros tienen ojos
los helechos trepan las paredes
y la muchacha es inocente
    la luz le entra por la boca
cuando ríe
    a veces los pájaros se lastiman
contra las ventanas
    no le importa sentirse mal
    repito   la muchacha es inocente
    tiene una mano de cobre bajo la axila
y la otra hendiendo su entrepierna
    ella sabe que estoy acá
mirándole los dientes
mientras le tuerce el cuello 
a una paloma
    temblorosa porque sangra 
en primavera
    escuchándola en las noches
vagar en soledad
como una niña nocturna
    repito   no le importa sentirse mal
    ella sabe que estoy acá
    mi tarea consiste 
en ser el hombre de su casa



Mauricio Escribano

Imagen Sara Robin
















                                                                                             .



No hay comentarios:

Publicar un comentario