Agua cósmica

.

Concédeme tu orilla
emerge indetenible agua de río,
tócame, cierra las heridas.

Pronuncia mi nombre
en el altar de los silencios,
profánalos.

Deslúmbrame de fuegos
hazme tu ceremonia
descorazonada y asesina.

Ovula este misterio de cayena
salívame los dedos,
ensáñate amor mío.

Mientras te llevo entre mis dientes
que destilen tus pezones
gotas de laberinto.




Mauricio Escribano




.

1 comentario: