Travesía



Viene despacio,
entra,
tropieza con mi tos,
con mi costumbre de dejar la nuca
en cualquier parte.
Viene despacio,
ordena mis silencios,
desata las palabras necesarias,
recibe la correspondencia de mis ojos.
Viene despacio
a tender sus manteles de ternura.
Viene despacio,
apenas echa humo para no despertarme,
se abre paso entre vasos arrojados al día,
retratos de mujeres,
noches de bronca y noches de ginebra.
Viene despacio
entra,
se arrodilla al borde de mi alma
y junta los fragmentos de mi risa,
después, se vuela azul como la tarde.


Jorge Boccanera



. Imagen Chiara Leone





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario